Haga una pregunta

El bosque sagrado. Creencias, mitos y tradiciones de los pueblos cantábricos

La especie humana ha conservado el hilo umbilical que unía al árbol y al bosque hasta tiempos recientes. La relación íntima con la tierra nos proporcionaba unas raíces de naturaleza vital, racional y espiritual, y existía una clara conciencia de nuestra dependencia absoluta del mundo al que pertenecemos. En estas páginas contemplamos antiguos vínculos afectivos e identitarios que explican las relaciones de culto y veneración, así como la protección de los bosques que a su vez nos amparan y protegen. La antigua selva estaba habitada por presencias y espíritus tutelares. En cada árbol y cada ser vivo latía una conciencia bien conocida y reconocida por nuestros ancestros. El bosque y el paisaje nos cultivan una relación recíproca de domesticación y perpetua.
tantin-el-bosque-sagrado-libreria-santander-cantabria