Haga una pregunta

Perines, nuestra calle

La raigambre histórica de la calle de Perines quedó demostrada al ser oficialmente citada por primera vez, en un acta el 24 de julio de 1805, cuando la Corporación de Santander se planteaba el dilema de continuar o suspender las obras de conducción de las aguas alumbradas en aquel lugar para conducirlas, encañadas, a las inmediaciones del camino real (actual San Fernando), y de las que se surtió la fuente instalada en la plaza del Reenganche, ahora rotulada como Plaza de Juan Carlos I. El diccionario geográfico de Madoz describe, a mediados del siglo XIX, el espacio de la ciudad aún circunscrito al de la antigua villa medieval, al que añade el primer ensanche hacia el Este.
pereines-nuestra-calle-libreria-tantin-santander