Ya tenemos a la venta la 2ª edición del libro «El águila que descubrió su alma» de Jesús García Sánchez

El águila que descubrió su alma

 

…la mayoría de las águilas se muere a los cuarenta años no porque sus órganos hayan envejecido o enfermado, sino porque les cuesta mucho defenderse, volar y comer, ya que sus uñas se han tornado demasiado blandas; sus alas, muy pesadas; y su pico, excesivamente curvado. Sin embargo…

Después de esta breve reflexión se quedó observando el huevo de piedra. Surgió en su interior una gran inquietud e intentó apartar la mirada, pero ya no pudo pues emanaba de él un magnetismo muy poderoso, de naturaleza sagrada. Aquella roca, que en apariencia era una más, se abrió como una flor y comenzó a desprender vida, una vida que jamás había encontrado en ningún otro ser vivo. Aquella roca se había transformado en un fascinante corazón que palpitaba sólo atento al amor genuino, dicho con otras palabras, aquella roca se había transformado en el verdadero corazón de la tierra, en cuyo interior confluían al tiempo la energía del sol, la ligazón de la luna con cada uno de los seres vivos y la divinidad de las estrellas.