Galdós y Cantabria

Galdós y Cantabria

JOSÉ RAMÓN SAIZ VIADERO
ELDIARIOCANTABRIA10/05/20
El 10 de mayo de 1843 nacía en Las Palmas de Gran Canaria Benito Pérez Galdós. Se cumple, pues, en estos días el 177 aniversario de la llegada al mundo de este escritor canario, español y universal.
La mayor parte de su existencia transcurrió en Madrid, siendo ésta la ciudad en la cual fallecería el 4 de enero de 1920, pero también durante más de la mitad de su vida estuvo visitando asiduamente Santander, donde en el año 1893 inauguró su propia residencia: la finca “San Quintín”, emplazada en los aledaños de la península de La Magdalena cuando su enclave funcionaba solamente como restos de un bastión defensivo ante un hipotético ataque por vía marítima.
La crisis pública provocada por la aparición y la extensión de la pandemia del coronavirus ha venido a interrumpir, entre otros muchos eventos de carácter cultural, las actividades previstas en diversos puntos de España con motivo de la conmemoración del centenario del fallecimiento del autor de los Episodios Nacionales.
Santander, como no podía ser de otra manera, tenía en funcionamiento un extenso programa dedicado a desgranar la intensa relación que con esta ciudad mantuvo don Benito, fruto de la presencia a lo largo de 46 años de su existencia. Relación que se componía de múltiples señales diseminadas en sus publicaciones, estrechas amistades y unos lazos sentimentales más o menos perecederos, culminado todo ello con la erección de la ya citada “San Quintín” que, pese a la gran transformación sufrida en su edificación en el transcurso de la segunda mitad del siglo pasado y la pérdida de su carácter intelectual, aún perdura en el mismo lugar.
Sorprende que mientras el Ayuntamiento de Santander ha programado una serie de actividades galdosistas, el Gobierno de Cantabria haya permanecido hasta la fecha ajeno a la posible recuperación de la figura del autor de un libro tan importante para la región como fue el relato de viajes titulado Cuarenta leguas por Cantabria (1876-1877). Porque tanto Galdós, como su entrañable colega y amigo José María de Pereda (1833-1906), son dos autores de suma trascendencia para comprender algunos aspectos de la historia y personalidad de Cantabria; ambos viajaron en calesa por el Occidente provincial en compañía del comerciante Andrés Crespo, y resultado de esa larga y fecunda excursión nació la serie de reportajes periodísticos que pronto daría lugar al libro anteriormente citado, situado cronológicamente entre Costas y montañas: diario de un caminante (1871), de Amós de Escalante, y Desde la Montaña (1894), de Emilia Pardo Bazán.
Cuando en el verano de 1871 llegara por vez primera a Santander era un joven periodista de 28 años, flamante autor de dos novelas que abrirían su extensa bibliografía: La Fontana de Oro (1870) y La sombra (1871). Una bibliografía que superará con creces el centenar de títulos, en los cuales se encuentran comprendidos la narrativa, el teatro y alguna miscelánea de escritos procedentes de su etapa periodística: solamente los Episodios Nacionales constituyen 46 volúmenes, que hubieran sumado algunos más si la ceguera y la decadencia física del autor no hubieran abortado su producción unos años antes de su fallecimiento.
La huella galdosiana en Cantabria no solamente ha quedado reflejada en la denominación de algunos centros educativos, como el Colegio Público Pérez Galdós, en Requejada-Polanco, sino también repartida muy profusamente en el nomenclátor callejero santanderino: recuerdo haber publicado (Alerta, 3/5/1997) una glosa recogiendo denominaciones que recordaban la figura y algunas de las obras del maestro de la novelística, de la misma manera que su nombre aparece en ciudades y villas tales como Castro Urdiales, Reinosa, Santoña y Unquera; en esta última recordando, según aseguran los naturales del lugar, que fue en la casa de postas “La Corralada” donde se hospedó Galdós en su paso para escribir Cuarenta leguas por Cantabria.
El autor de Fortunata y Jacinta (1887) fue un maestro de la literatura cuya personalidad no siempre concitó adhesiones, como se demuestra en el contenido de Galdós en la hoguera (1994), el libro de Benito Madariaga. Sin embargo, su serena personalidad contribuyó a superar los escrúpulos que lo avanzado de sus temas novelísticos y teatrales pudieron despertar en amigos tan conservadores como Pereda y Marcelino Menéndez y Pelayo; pero hasta el final de su vida, y todavía muchos años más tarde, hubo de sufrir la persecución de fuerzas eclesiales que se encontraron reflejadas en sus algunas de sus obras y trataron de impedir la difusión, llegando incluso a boicotear en 1912 la posibilidad de la concesión del Premio Nobel de Literatura. Una enemiga que se había reforzado a partir del estreno teatral de Electra (1901), cuando muchos clérigos pudieron verse retratados en el siniestro personaje de Pantoja.
El joven periodista santanderino José del Rio Sainz, popularizado ya su seudónimo de Pick, reconocía la animadversión de origen jesuita inculcada en sus años adolescentes hacia la figura de don Benito, y después de la muerte de éste se convirtió en su más fervoroso admirador. Ya se sabe que los españoles sabemos enterrar muy bien.
Algunos otros, embriagados aún por cierto tufillo clerical, continúan negando la verdadera trascendencia de la obra escrita por quien se constituye en émulo de Cervantes, como en Gran Bretaña se considera de Shakespeare a Walter Scott o Charles Dickens, a la altura del Víctor Hugo francés de La comedia humana.
Una vez fallecidos Pereda, Menéndez Pelayo y el propio Galdós, en Santander solamente quedaba la sombra del maestro cultivada en “San Quintín” por Manuel Rubín, el guardián asturiano de sus tesoros, recibiendo las visitas de Pick y de Valentín Azpilicueta Gonzalo, reivindicadores de que la figura señera del autor de El abuelo (1897) tuviera una continuidad eterna en Santander, mediante la creación de un Museo Galdosiano en la finca por él construida. Vanos propósitos, puesto que la estulticia política y la guerra civil quebraron el proyecto de adquisición de la finca por parte del Estado español. Y al exilio exterior hubo de partir el republicano conservador Azpilicueta y en el exilio interior hubo de permanecer el republicano también conservador Pick, poniendo sordina a sus antiguas simpatías galdosianas.
Fue un particular el que se hizo con la propiedad y acabó transformando completamente el inmueble, como ya se ha dicho, quizás con la intención de exorcizar fantasmas allí residentes. Cuando escribimos la Guía secreta de Santander (1975), mi inolvidable colega Pedro Vallés Gómez y yo dejamos constancia de la tropelía sufrida, mediante la cual se acababa completamente con el propósito de convertir aquella casa en templo de la sabiduría galdosista, iniciativa que se hubiera adelantado a la creación de la Casa-Museo de Las Palmas de Gran Canaria, constituyendo, junto con la Biblioteca Menéndez Pelayo y la Universidad Internacional de la Magdalena, un importante trípode cultural santanderino. Nunca conseguí traspasar aquellos muros, cuya puerta, por cierto, logró salvarla Madariaga al enviarla a Las Palmas, donde reposa actualmente.
Pero hace unos pocos años, con motivo de la grabación del cortometraje documental El hotel vacío (2013), gracias a la gestión efectuada por el entonces alcalde Íñigo de la Serna pudimos entrar en el palacete el difunto cronista oficial Benito Madariaga de la Campa, Manuela Alonso Laza, y un servidor, para dejar grabados nuestros recuerdos galdosistas ante la cámara en el mismo jardín que tantas páginas de historia y tantos personajes viera desfilar entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, la mayor parte de los cuales han quedado contabilizados en las páginas de mi libro Los visitantes de San Quintín (1995).
Galdós merece un homenaje no solo de Santander, sino de Cantabria entera. Un homenaje que renueve los vínculos mantenidos con la ficticia Ficóbriga, suma de tantos paisajes costeros cántabros, en su novela Gloria (1876-77); con la Villamojada que es Torrelavega en su novela Marianela (1878), en la cual también aparecen las localidades próximas de Cartes y las minas de Mercadal en Reocín; con el romanticismo de Santillana del Mar -“la villa difunta”, “la Brujas española”-, Comillas y San Vicente de la Barquera, el desfiladero de La Hermida, Potes “villa adusta y señora de estos adustos lugares”… y tantos lugares descritos con motivo del recorrido de sus leguas cántabras; con el Puente Viesgo a cuyo balneario llegó para tomar baños con el entrañable periodista José Estrañi; o con el Polanco al que acudía a visitar a su amigo Pereda cuando éste pasaba los veranos en lo que denominaba su “laboratorio”, y para cuyo cementerio su amigo canario diseñó la tumba que sirvió de recogimiento final de los restos del autor de Sotileza (1885).
Un homenaje que no sea producto pasajero y volátil devenido puntualmente de la celebración de una efeméride centenaria, sino tributo de la admiración constante hacia la personalidad de quien un día finisecular quiso rubricar su relación santanderina incluyéndose en el padrón de vecinos. Fue en la perediana cuesta del Hospital donde nació en 1891 su única hija reconocida: María Pérez-Galdós Cobián, la heredera de “San Quintín”, fruto de la larga relación amorosa mantenida por el escritor con la modelo asturiana Lorenza Cobián González; y el municipio astillerense y el lugar de Monte fueron residencia última de su amor por Concha Ruth Morell (la Tristana literaria, investigada por Matilde Camus), dos ejemplos de la extensa relación de mujeres que desfilaron por la vida sentimental del que fuera solterón de nacimiento.
Quedan los nombres aportados por Cantabria a la lista de algunos ensayistas y biógrafos galdosianos Carmen Bravo-Villasante, Ricardo Gullón, Pedro Ortiz-Armengol, Benito Madariaga de la Campa, ya desaparecidos, así como la reciente Premio Comillas de Biografía Yolanda Arencibia, con quienes hemos compartido jornadas galdosianas en Las Palmas de Gran Canaria, acompañados, entre muchos otros, de los profesores José Manuel González Herrán, Salvador García Castañeda, Germán Gullón y, creo recordar, también el ha poco fallecido Anthony Clarke.
A Santander llegó Galdós en 1871, como se ha dicho, y de Torrelavega y Santander se despidió en el verano de 1917, al finalizar las representaciones de Marianela. Era su despedida de Cantabria y, puede decirse, del teatro.
 

Ya tenemos a la venta la 2ª edición del libro “El águila que descubrió su alma” de Jesús García Sánchez

El águila que descubrió su alma

 

…la mayoría de las águilas se muere a los cuarenta años no porque sus órganos hayan envejecido o enfermado, sino porque les cuesta mucho defenderse, volar y comer, ya que sus uñas se han tornado demasiado blandas; sus alas, muy pesadas; y su pico, excesivamente curvado. Sin embargo…

Después de esta breve reflexión se quedó observando el huevo de piedra. Surgió en su interior una gran inquietud e intentó apartar la mirada, pero ya no pudo pues emanaba de él un magnetismo muy poderoso, de naturaleza sagrada. Aquella roca, que en apariencia era una más, se abrió como una flor y comenzó a desprender vida, una vida que jamás había encontrado en ningún otro ser vivo. Aquella roca se había transformado en un fascinante corazón que palpitaba sólo atento al amor genuino, dicho con otras palabras, aquella roca se había transformado en el verdadero corazón de la tierra, en cuyo interior confluían al tiempo la energía del sol, la ligazón de la luna con cada uno de los seres vivos y la divinidad de las estrellas.

Horario de Navidad

MAXI DE LA PEÑA PUBLICA SU PRIMERA NOVELA ‘LAS NOCHES FRÍAS’

MAXI DE LA PEÑA PUBLICA SU PRIMERA NOVELA ‘LAS NOCHES FRÍAS’

Será presentada el miércoles 12 de diciembre en Librería Gil de Santander.

Después de crecer en el territorio literario a modo de catarsis con cuatro libros de poesía, el escritor y periodista Maxi de la Peña (Santander, 1962) cambia de registro para adentrarse en su hábitat más natural como es la narrativa. El miércoles, día 12 de este mes de diciembre, presenta en Librería Gil a partir de las 19.00 horas, su primera novela que lleva por título ‘Las noches frías’ (Ediciones Tantín), una historia que afronta la vulnerabilidad del ser humano contemporáneo pese a su lucha por sobrevivir. El autor estará acompañado en el acto por el escritor, editor y crítico, Luis Alberto Salcines, y el director de Ediciones Tantín, José Luis Fernández Gándara.

La novela no está sujeta a un género. De la Peña afirma que su primer esbozo “daba prioridad a la novela de carretera”, pero en diciembre de 2017 el guión, ya más configurado, tras un comienzo dramático mantiene el relato ‘road’ solo en los primeros capítulos. Se trata de una huida del protagonista masculino, el profesor de Lengua española, Fernando Sepúlveda, cuyo plan desesperado cambiará al ser invitado por un compañero de ruta, que conoce en el pub de un hotel, al Club Paraíso. Él, que se opone a la explotación sexual de las mujeres, cede a regañadientes. Aquí conoce a una prostituta española, Cristina, quince años más joven, que al día siguiente se fugará en dirección a Madrid con el desconocido viajero. Es a partir de este episodio en el que se produce un cambio de tuerca a la trama y en el que conviven el realismo, la intriga y el onirismo. La novela pasa a contar con un protagonismo bicéfalo.

‘Las noches frías’, relatada en tercera persona, tiene una prosa fluida e intensa, un ritmo atrapante y diálogos muy logrados; conviven lo real y lo onírico en las pesadillas que atormentan a Fernando en la primera parte de la narración; personajes secundarios como el proxeneta Nistal, el cacique Espigares, el abogado Santoro, la trans Amanda, la prostituta colombiana Totó, o Juana, madre de Cristina, ocupan un rol necesario en esta novela consistente, conmovedora y con un desenlace escalonado. “En definitiva, a los lectores les costará despegarse de su lectura por la empatía que transmite la pareja protagonista que vivirá una historia de amor, sexo y riesgo. Y en particular ha sido un reto moldear la complejidad de Cristina, la protagonista femenina”. El escritor santanderino ha concentrado en 187 páginas una inspirada ficción, tomando como referencia la longitud de ‘El túnel’ de Ernesto Sábato. “Me he alejado de la retórica virtuosa para alargar innecesariamente la novela, de las descripciones detalladas hasta la exasperación que nada aportan en mi opinión. Eso no impide que cuide el lenguaje, y qué lo varíe en según qué ambientes. De la poesía he aprendido a utilizar las imágenes que me han servido para dar unos brochazos y crear una atmósfera determinada o una escueta descripción que pueden ser recreadas por el propio lector”, explica Maxi de la Peña.

No se trata de una novela sobre la prostitución, aunque es evidente que forma parte como telón de fondo de ‘Las noches frías’. “La maternidad es un tema latente en esta obra literaria, de ahí que una manada de lobos se convierta en una metáfora. Aparece como una visualización fantástica, pero no lo es. Todo lo que se ha leído demanda una profunda reflexión”, apunta su autor.

Maxi de la Peña ha incluido citas de fragmentos de poemas o novelas, indistintamente, de diferentes autores a los que admira: “que enriquece la situación que lo requiere”. Sobre los nombres ficticios de algunas localidades como Reinamora, Marilla o Albatos pertenecen “a lo que yo denomino ‘eje del mal’. Quería reinventar sus denominaciones porque existen en la realidad”.

 

 

Mercado de Valles Pasiegos de Otoño

El Mercado de Otoño de los Valles Pasiegos, una cita tradicional en el calendario festivo de Liérganes, se celebrará este año de 12 al 14 de octubre. Este evento, habitualmente de dos días, tiene este año una novedad: durará en lugar de dos días, tres, aprovechando íntegramente el puente del Pilar, y se celebrará en el entorno del Puente Mayor y el río Miera. En esta ocasión el mercado responde al título de “Edición Candidatura Reserva de la Biosfera”.

Organizado por el Grupo de Acción Local de Valles Pasiegos, con  la colaboración de la Consejería de Medio Rural y el Ayuntamiento de Liérganes, hasta un total de 40 productores en otras tantas carpas se darán cita en esta villa,  uno de los pueblos más bonitos de España desde enero de 2016.

Santiago Rego, alcalde de Liérganes, ha expresado que este Mercado es “una oportunidad de mostrar,una vez más, los numerosos atractivos con los que cuenta el municipio, tanto desde el punto de vista de su oferta en restauración y gastronomía, como la historia y valor patrimonial que atesora su casco histórico, o la belleza que poseen sus paisajes y rincones naturales, entre otros muchos lugares de interés, que sin lugar a dudas no dejan indiferentes a ningún visitante.

Para ello, el servicio de información turístico ofrecerá de manera gratuita las visitas guiadas e interpretadas “Liérganes Monumental” que contempla un recorrido por el casco histórico de la localidad, una actividad que cuenta con una gran demanda y que resulta interesante para todas las edades”.

Se trata de un mercado de enorme calidad que atrae a varios miles de personas. Hay un tren cada hora hasta Liérganes, y este año se puede canjear el billete de dicho tren por un boleto para el sorteo de una cesta de productos típicos.Infórmate en el stand del Mercado.

En el programa figura una actividad gratuita de “Naturea Cantabria” con una ruta guiada e interpretada: “Las riberas del Miera”. Habrá dos rutas el viernes 12 a las 10,30 y 12,30. Tres rutas el sábado 13: 10,30 y 12,30 y 16,30. Y una ruta el domingo de clausura del mercado a las 10,30. La salida será desde el parking de la estación de FEVE y son 4 kilómetros de distancia con 1 hora y 45 minutos de duración. Plazas limitadas por grupo, según orden de llegada. Es decir, no hay reserva previa. Organizan  la Red Cántabra de Desarrollo Rural y Valles Pasiegos.

Este es el  apretado programa para un Mercado que, por primera vez, va a durar tres días:

• Viernes 12 de octubre:

-11,00. Apertura de la exposición fotográfica  “Pasiegos”, de Ana G. Breñosa, en la Casa de la Juventud (antiguo Matadero Local)

-11,00. Talleres y actividades infantiles

-11,00. Rocódromo infantil hasta las 14.00 y luego de 16,00 a 19,00.

-11,30. Visita guiada “Liérganes monumental. Salidas desde el Puente Mayor a las  11,30 y 17,00 horas.

-12.00. Inauguración oficial por las autoridades locales y regionales.

-12,30. Actuación de “El gran Julianini”

-17,30. Taller de fieltro con fibra de alpaca para niños y mayores impartido por Alpaca Trax.

-18.00. Segunda actuación para pequeños y mayores de “El gran Julianini”

-19,30. Sorteo de una cesta de productos de los valles pasiegos.

———————————————————————————————————-

• Sábado, 13 de octubre.

-11,00. Apertura exposición fotográfica  “Pasiegos”, de Ana G. Breñosa, en la Casa de la Juventud (antiguo Matadero Local).

-11,00. Talleres y actividades infantiles

-11,30. Visita guiada “Liérganes monumental”. Salidas desde el Puente Mayor a las  11,30 y 17,00 horas.

-12,00. Pasacalles a cargo de “Monstruos de la Universal. Rock an roll.

-17,30. Taller de elaboración de mermelada impartido por el Valle de Machucón.

-18,00. Actuación estelar de “El gran Julianini”.

-19,00. Pasacalles a cargo de “Monstruos de la Universal. Rock an roll.

-19,30. Sorteo de una cesta de productos de los valles pasiegos.

——————————————————————————————————

• Domingo 14 de octubre.

–11,00. Apertura exposición fotográfica  “Pasiegos”, de Ana G. Breñosa, en la Casa de la Juventud (antiguo Matadero Local).

-11,00. Talleres y actividades infantiles

-11,30. Visita guiada “Liérganes monumental”. Salida desde el Puente Mayor.

-12,00. Animación del Grupo de panderetas “Chatarucias”.

-13,00. Actuación estelar de “El gran Julianini”.

-13,30. Sorteo de una cesta de productos de los valles pasiegos.

-14,00. Clausura del mercado.

Presentación del libro “175 Aniversario de la Guardia Civil. Anécdotas de tierra, mar y aire”

Presentación del libro “175 Aniversario de la Guardia Civil. Anécdotas de tierra, mar y aire”

Ediciones Tantín y El Corte Inglés tienen el placer de invitarle el próximo viernes día 21 de septiembre a la presentación del libro “175 Aniversario de la Guardia Civil. Anécdotas de tierra, mar y aire” del escritor José Manuel León Sánchez “.

La presentación tendrá lugar en Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Santander a las 19 h.

Entrada libre hasta completar aforo.

San Mateo en Reinosa. VI Burgo Trasmerano de Noja

¡Nos vamos de feria este fin de semana!

Mañana a partir de las 10.30 os esperamos en la feria de San Mateo en Reinosa.

https://itm.com.es/eventos/feria-y-fiestas-de-san-mateo/16.html El sábado y domingo estaremos en Noja en la VI feria del Burgo Trasmerano.

http://www.europapress.es/cantabria/noticia-noja-celebra-mes-ii-feria-econoja-vi-burgo-transmerano-20180912123532.html

Conferencia “Rafael Barrett, un cántabro universal” a cargo de Francisco Corral.

Conferencia Rafael Barrett, un cántabro universal a cargo de Francisco Corral.

Ediciones Tantín tiene el placer de invitarle el próximo jueves día 19 julio a las 19.30h en el Ateneo de Santander a la conferencia​ Rafael Barrett, un cántabro universal a cargo de Francisco Corral.

Francisco Corral es doctor en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid. Ha dedicado toda su vida profesional a la difusión de la cultura española en el exterior, primero como director del Centro Cultural de Asunción, Paraguay, y agregado cultural de la embajada española en ese país; y más tarde en el Instituto Cervantes desde su fundación hasta febrero de 2018. En esa labor dirigió los Institutos Cervantes de Tánger, Tetuán, Túnez, Río de Janeiro, Árgel y Palermo.

Rafael Barret y Álvarez de Toledo (Torrelavega, Cantabria, España, 7 de enero de 1876 – Arcachón, Francia, 17 de diciembre de 1910) fue un escritor -narrador, ensayista y periodista- que desarrolló la mayor parte de su producción literaria en Paraguay, por lo que es considerado una figura destacada de la literatura paraguaya a principios del siglo XX. Es particularmente conocido por sus cuentos y sus ensayos de hondo contenido filosófico, exponente de un vitalismo que anticipa de cierta forma el existencialismo. Conocidos son también sus alegatos filosófico-políticos a favor del anarquismo

 

Entrada libre hasta completar aforo. Ateneo de Santander. c/ Gómez Oreña, 5, Santander.

 

Presentación del libro “Tudaisa”. Novela finalista del Premio Tristana 2017

El Premio Literario Tristana es un premio concedido a novelas del género de literatura fantástica y forma parte de los Premios Literarios del Ayuntamiento de Santander que convoca por el Día de las Letras de Santander.

Le invitamos a la presentación del libro “Tudaisa” de Miguel Cos Vallina el día 4 de julio a las 19 h en el Aula de Cultura de El Corte Inglés de Santander.

El libro será presentado por Antonio Gutiérrez Rivas y Alberto Martínez Beivide.

Sinopsis

La paciencia de Marcos con su jefe Anselmo se resquebraja, y con su vida resuelta económicamente decide que es hora de cambiar.
Apoyado por su esposa, la afamada escultura Martina Lectte, piensan en trasladar su residencia a Maroca, un precioso pueblo pesquero donde suelen pasar sus vacaciones.
Un impertinente pescador, Pedro el Boga, le muestra a Marcos un pequeño tesoro abandonado, la casa del antiguo faro.
Aquel lugar de ensueño se convierte en su obsesión, una extraña atracción parece arrastrarle hacia allí.
En Maroca nada es por casualidad. Una herida permanece abierta y ahora necesitan su ayuda para cerrarla, llevan mucho tiempo esperándoles.
La realidad siempre emerge, por hondo que se entierre.

Novela finalista del Premio Tristana. El Premio Literario Tristana es un premio concedido a novelas del género de literatura fantástica y forma parte de los Premios Literarios del Ayuntamiento de Santander que convoca por el Día de las Letras de Santander.

Presentación del libro “Tormenta de senryus. Lluvia de haikus”

Presentación del libro “Tormenta e senryus. Lluvia de haikus”

Les invitamos a la presentación del libro el próximo día 28 de junio a las 19.30h en el Centro Cívio de Villacarriedo.

Ramón Conejero García había publicado anteriormente “Compendio original de haikus heterodoxos e inconexos”.